Las granalladoras de túnel son ideales para tratar piezas muy largas o pequeñas piezas en series largas.

Están compuestas de un cajón de granallado provisto de varias turbinas que pueden ir instaladas en los laterales, en la parte superior e incluso en la parte inferior, para tratar todas las superficies de las piezas. Provisto de una mesa de entrada y una mesa de salida, los materiales pasan de forma horizontal por el cajón, pudiendo ser el trasiego por medio de cinta metálica, malla de goma, rodillos… dependiendo de las necesidades de cada cliente.

En una segunda fase, después del cajón de granallado se puede instalar un cajón de soplado y un rodillo de limpieza para asegurar que las piezas salen limpias y libres de granalla a la mesa de salida.

Menú