Nuestro trabajo no termina una vez instalada la máquina en casa del cliente, ya que contamos con un servicio de postventa que se encarga de mantener la relación fabricante – usuario. El cometido de este departamento es el de apoyar al usuario final, el operario, en el uso y manejo diario de la máquina. Cualquier consulta que surja referente a la máquina o a la garantía de la misma, estaremos encantados de aclararla.

En contacto con el cliente final preparamos planes de mantenimiento preventivo para la máquina o instalación con el fin de que esta esté en óptimas condiciones durante toda su vida útil. Estos planes pueden ser ejecutados por personal interno o bien por nuestro servicio de SAT.

Ponemos a disposición del cliente una relación de repuestos clasificados por niveles de criticidad y mantenemos un stock permanente de los repuestos más críticos, bien en las instalaciones del cliente o bien en nuestros almacenes, con el fin de que cualquier avería inesperada sea resuelta en el menor tiempo posible de parada de máquina.

Menú