El granallado es un proceso que consiste en la proyección de un abrasivo a alta velocidad sobre una superficie, para efectuar cambios físicos o alterar las propiedades mecánicas en la misma. Estos cambios pueden ser de limpieza o preparación de la superficie para conseguir una perfecta adhesión de la pintura o preparado que se desee aplicar a la pieza, bien quitando óxidos, corrosión, suciedad como crear una rugosidad en el metal. Otro uso muy extendido es el de dar una dureza a la superficie al crear tensiones superficiales, comúnmente llamado shot peening. Mediante este mismo proceso también se pueden distensionar superficies después de haber sido mecanizadas o soldadas.

Para llevar a cabo las diferentes procesos con granalladora, existen varios tipos diferentes de máquina, dependiendo sobre todo del tipo de pieza a tratar y su forma de carga:

  • Granalladoras de carga suspendida
  • Granalladoras con tablero articulado
  • Granalladoras de mesa rotativa
  • Granalladoras de túnel
  • Equipos a Medida

Cuando el cliente tiene una pieza particular y no encaja exactamente con ninguna de las anteriormente mencionadas, en MEBUSA nos encargamos de hacer Equipos a Medida para que la máquina sea perfecta para su proceso.

Menú